eventos-oficiales-crossfit-2019-picsil
Qué eventos no puedes perderte de aquí a los Games 2019
12 abril, 2019
dominadas-estrictas-kipping-javi-gomez-picsil
Dominadas: ¿estrictas o kipping?
30 abril, 2019

¿Voy a un buen box? 7 indicadores para saberlo

voy-a-un-buen-box-7-indicadores-para-saberlo-picsil

Los boxes de crossfit son más que un simple gimnasio. Además de impartir un deporte muy diferente que pone a prueba de tus capacidades físicas – y mentales –, te propone descubrir nuevas disciplina o entrenar en un ambiente único por su gente.

Pero, ¿es tu box tan bueno como crees?

Te proponemos identificarlo gracias a los siguientes 7 indicadores de calidad.

1. Coach con formación

Sea un box oficial o un gimnasio convencional, es necesario con tus coaches y entrenadores tengan una formación reglada.

Puede ser el CrossFit Level 1, 2 ó 3 o una formación como monitor de actividades físicas o una titulación oficial para impartir clases dirigidas de una disciplina.

La formación es más que un criterio de calidad en un box, es un criterio de seguridad para ti.

Un buen entrenador es el que te enseña correctamente la técnica y práctica deportiva, pero también es aquella persona que se preocupa por tu seguridad y bienestar a lo largo de la clase.

Ya lo sabes, el crossfit no es más lesivo que otros deportes. Si no asimilas la técnica, no corriges los errores, no escuchas tu cuerpo y menos a tu coach, la tienes clara.

Confía en tu entrenador, sigue su programación y verás como mejoras tus marcas con trabajo y disciplina.

2. Instalaciones funcionales y limpias

Aunque los boxes de crossfit suelen ser naves industriales con un acondicionamiento escueto, es importante que esté bien hecho.

Un buen box necesita:

  • un suelo de caucho para amortiguar las barras y kettelbells que tiras al suelo.
  • un rack bien fijado al suelo y a la pared.
  • espacio suficiente para realizar el WOD en total seguridad.
  • zonas para calentar y estirar.
  • vestuarios y sala de espera.
  • etc.

En otras palabras, el box tiene que ser funcional para que puedas practicar correctamente el deporte, sin ponerte en peligro a ti ni a tus compañeros, cuidando tu salud y tu bienestar.

Vas a entrenar, no a lesionarte o a pillar alguna infección por rebozarte en la suciedad de los demás.

Por tanto, la limpieza es otro criterio notorio que tener en cuenta para evaluar la calidad de un box de crossfit.

Sea la zona principal, las salas anexas, los vestuarios y duchas o la entrada, mejor que no veas telarañas colgando del techo, moho en las duchas o acabes negro de suciedad al hacer dos burpees –sí, el suelo de caucho te deja las rodillas negras, pero hay niveles de negro que alcanzan lo insalubre–.

3. Material de calidad

No nos referimos a marcas de prestigio –aunque un buen material suele ir asociado a una buena marca–.

Nos referimos a que el material tiene que ser el correcto y que no esté en mal estado.

Un rack limpio y bien fijado, barras y discos en buen estado, cuerdas sin despeluchar, combas sin enredos, abmat sin roturas por desgaste, etc.

Es normal que el material del box se rompa por el uso, pero el mal uso del material o un material de mala calidad denotan poco interés por los dueños por ofrecer clases seguras.

Y tener un box entero de Rogue cuyo material está echo añicos es igual de malo que usar material no profesional.

4. Seguimiento

Con seguimiento nos referimos por un lado, al seguimiento del entrenamiento de los atletas, a los progresos de los novatos; y del otro, a la atención al cliente.

Un gimnasio es, al fin y al cabo, un negocio que presta un servicio. Y todo negocio necesita un feedback constante para mejorar.

El seguimiento de los atletas-clientes es muy sencillo:

  • Puede hacerse de tú a tú, conversando con los socios del box.
  • A través de las redes sociales como Facebook, Instagram o WhatsApp.
  • Mediante aplicaciones de reservas y seguimiento de los atletas.
  • Enviando encuestas de satisfacción periódicas.
  • Con un sencillo buzón de sugerencias disponible en recepción.

Un box que se preocupa por ti como atleta y como socio es un punto a favor.

5. Especialización

Cuando llevas un tiempo haciendo crossfit, llegarás a un punto en el que te aburrirás, buscarás mejorar un habilidad específica o querrás especializarte en una disciplina en concreto.

De ahí que un buen box de crossfit tiene que ofrecerte además clases complementarias para mantener tu curiosidad deportiva hasta el final.

Seguro que más de uno ha descubierto su talento en gimnásticos o halterofilia gracias al crossfit.

Por tanto, si ves que tu box no ofrece clases más específicas como strongman, endurance, yoga o powerlifting, ya estás dando un toque de atención a tus coaches para que espabilen –y si no tiene buzón de sugerencias para ello, ¡huye!–.

6. Comunidad

Crossfit es además Community.

Eres tu propio rival y compites contra ti. Pero mejor sufrir acompañado que solo, ¿no?

Esto es lo bonito del crossfit, lo que para algunos que lo ven desde fuera llaman ‘secta’.

Un buen box tiene que fomentar la comunidad a través de competiciones, eventos solidarios, cenas y comidas diversas porque, al fin y al cabo, nos apuntamos para hacer deporte y sociabilizar.

7. Sentirte a gusto

Y, lo más importante, es que te sientas a gusto.

Como lo hemos dicho antes, cada box de crossfit es un mundo en sí y, además de los seis criterios de calidad que hemos enumerado, el séptimo depende de cada uno.

Siempre habrá un factor más personal como la gente que entrena contigo, la música que ponen en los WOD, las clases que imparten, la ubicación, si es un box afiliado o no, y un largo etcétera.

Sea cual sea el criterio, un buen box de crossfit es aquel al que vas a entrenar motivado, a gusto y al que vuelves semana tras semana, mes a mes, año tras año.

¿Tu box cumple estos 7 indicadores de calidad?

Christina López
Christina López
Periodista. Social Media Manager y Copywriter web en Garlic & Waters. Francesa del sur. Española del norte. Curiosa por naturaleza. Golosa sin vergüenza. Crossfitera y haltera runera. Con la mente en las nubes y los pies bien anclados en la tierra. Soy de los que piensan que detrás de cada persona hay una historia que merece ser contada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *