caracteristica-comba-velocidad-crossfit-picsil-bee-rope
¿Qué características debe tener una buena comba?
20 abril, 2018
10-competiciones-crossfit-europa-2018-picsil
10 competiciones europeas que no debes perderte en 2018
4 mayo, 2018

Cómo cuidar tus manos de crossfiter (parte 1)

cuidado-de-manos-crossfit-picsil

Si llevas tiempo levantando hierro y balanceándote en el rack, habrás lidiado ya con la herida de guerra del crossfiter: levantarte un callo de la mano. Esta herida es la más común del box pero se puede evitar si sabes cuidar tus manos de crossfiter. En esta primera parte, queremos explicarte los cuidados básicos para prevenir callos, durezas y heridas.

¿Cómo prevenir los callos de las manos?

Todo depende de tu agarre de la barra, en el rack o de la kettlebell.

Los callos son durezas que aparecen en la piel de las manos, y de los pies, por el roce continuo o de la presión contra un objeto.

En el caso del crossfit, se debe al roce de la barra del rack al realizar movimientos gimnásticos como dominadas, toes-to-bar o muscle-ups, especialmente con kipping o balanceo.

Las repeticiones sucesivas de estos movimientos con balanceo hacen que tus manos friccionen con la barra, desgastando la piel.

Lo mismo sucede con la barra olímpica, mancuernas y kettlebells.

Su uso crea una presión en la piel que reacciona creando una capa dura para proteger la epidermis.

Por tanto, a menos de que uses guantes o calleras, las manos de un crossfiter siempre tendrán callos.

No obstante, se pueden prevenir cambiando el agarre.

En vez de coger la barra con la palma de la mano, procura agarrarla desde la base de los dedos.

Aunque sea más incómodo al principio, este agarre evita atrapar la piel de la palma y que friccione al realizar un movimiento.

 

picsil-cuidado-manos-crossfit-virginia-finol

¿Cómo evitar las heridas en las manos?

Como lo hemos visto, los callos son ley de vida en el box, pero sí que puedes evitar que se levanten siguiendo estos consejos.

  1. No te pases con el magnesio: mejora tu agarre, pero reseca tus manos y ayuda a formar durezas y callos.
  2. Hidrata tus manos a diario: usa una crema hidratante con alto contenido en grasa, como la manteca de karité, para hidratar tus manos después de entrenar. Seguro que te alivia además la tirantez y la sequedad que notas después de realizar tantas dominadas.
  3. Lima los callos y durezas: después de la ducha y antes de echarte crema, usa una piedra pómez o una lima de uñas para pulir las durezas de tus manos.
  4. Una vez a la semana, raspa y afeita los callos: si entrenas mucho o notas que la lima ya no es suficiente, dedica una día a la semana a raspar a conciencia los callos e incluso usar una cuchilla para retirar las durezas y pieles muertas de tus manos. Y no te olvides de hidratarlas después.

Cuidar a diario o semanalmente tus manos te ayudan a evitar lesiones ya que la extrema sequedad de tus manos o los callos profundos se levantarán con el roce de la barra.

Además, seguro que notas que tus manos te duelen al coger la barra porque tus callos están tan duros y profundos que se te clavan en la piel.

 

¿Qué productos necesito para cuidar las manos?

Si hablamos de callos y durezas, te recomendamos usar los mismos productos que usarías para los pies.

Al fin y al cabo, los callos son callos.

  • Piedra pómez manual o eléctrica
  • Limas de grano duro
  • Cuchilla corta callos
  • Tijeras (para retirar las pieles secas o si eres muy cuidadoso para las durezas)
  • Crema hidratante para callos y durezas

Además de estos productos, existen en el mercado cremas especializadas en el cuidado de las manos de los crossfiters.

Además de hidratar, algunas cremas incluyen propiedades calmantes y cicatrizantes que te ayudan a curar antes esas heridas de guerra.

Cuidar las manos de un crossfiter no es un lujo, es una necesidad.

Piensa que son tu principal herramienta durante el entrenamiento y, si no están en condiciones, lo notarás en tu rendimiento final.

Y cuidar tus manos tampoco es una cuestión de estética.

A menos que te encante tener manos sangrientas durante el WOD, es mejor evitarlo al máximo limando los callos.

Pero, a veces ocurre que levantas ese callo tan duro de tu mano y acabas empapando el rack de sangre.

No es nada agradable pero son cosas que ocurren.

Y es en esta circunstancia que tienes que ser más cuidados si cabe para curar cuanto antes tus manos y volver al entreno.

En la segunda parte de este artículo sobre cómo cuidar las manos de un crossfiter, veremos los cuidados necesarios par curar esas heridas.

 

Y tú, ¿qué haces para cuidar tus manos de crossfiter?

¡Cuéntanoslo en los comentarios o en redes sociales!

Christina López
Christina López
Periodista. Social Media Manager y Copywriter web en Garlic & Waters. Francesa del sur. Española del norte. Curiosa por naturaleza. Golosa sin vergüenza. Crossfitera y haltera runera. Con la mente en las nubes y los pies bien anclados en la tierra. Soy de los que piensan que detrás de cada persona hay una historia que merece ser contada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *